X

Absolut

Absolut Vodka fue presentado por primera vez en Nueva York en 1979. Rápidamente se hizo muy popular en toda la ciudad, después en todo el país y el mundo entero. Pero la receta que imprime a Absolut este sabor puro y natural tiene más de 30 años, así como el frasco de medicinas del S. XVIII encontrado en una tienda de antigüedades en Estocolmo que sirvió de inspiración para el diseño de su icónica botella.

Es hecho exclusivamente a partir de ingredientes naturales y, a diferencia de muchos otros vodkas, no contiene azúcar añadido: es tan puro como el vodka puede ser. Sin embargo esto no le roba sabor, el cual es rico, con cuerpo y complejo, pero a la vez suave y maduro, con el carácter distintivo del grano de trigo, seguido por un toque a frutas secas.